FEDESIBA

El sector servicios sigue en la comarca dos patrones distintos: Uno menos especializado y ligado al comercio minorista, restauración y bares en municipios de menor entidad, sustento de un gran número de familias, pero generador de pocos empleos; y otro más especializado y con mayor requerimiento de profesionales cualificados en campos como: sanidad, educación, asesoramiento, ocio, cultura, etc. centrado sobre todo en las dos cabeceras comarcales (Almendralejo y Villafranca de los Barros).

Es el sector servicios es el de mayor importancia tanto por número de empresas dedicadas (53,78% en 2014) como por población afiliada a la Seguridad social en dicho sector (56,09%) y a su vez aglutina la mayor masa de desempleados (63,92%).

Número de empresas del sector servicios.

Municipios

Servicios

%

Aceuchal

40

12%

Alange

16

19%

La Albuera

21

23%

Almendralejo

748

32%

Corte de Peleas

29

71%

Entrín Bajo

-

 

Hinojosa del Valle

-

 

Hornachos

42

25%

Oliva de Mérida

4

8%

Palomas

-

 

Puebla de la Reina

-

 

Puebla del Prior

-

 

Ribera del Fresno

32

15%

Santa Marta

70

24%

Solana de los Barros

21

18%

Torremejía

17

14%

Villafranca de los Barros

212

31%

Villalba de los Barros

8

11%

La Zarza

46

21%

comarca

 

 

Badajoz

12.448

32%

Extremadura

20.210

31%

Fuente: INE. Informe de estadísticas territoriales. 2012.

(-) No existe dato

Cuadro 31.

Con respecto al comercio mayorista, este se encuentra polarizado por Almendralejo y Villafranca de los Barros. Se observa una tendencia negativa en el período 2007-2012, con una disminución del número de actividades en torno al 22,51% (-95 actividades). En la 2012 se contabilizaron 327 actividades mayoristas.

El comercio minorista muestra la misma tendencia, con una caída de las actividades en torno al 34,06% (-795 actividades), cifrándose en 1.539 durante el año 2012.

En cuanto al subgrupo de bares y restaurantes, la tendencia es similar al resto de subgrupos. La variación de la actividad comprendida entre 2007-2012 indica que la comarca ha perdido el 36,47% de las actividades de restaurantes, cafeterías, bares, etc. contabilizándose en 2012 385 actividades.

Como conclusión, podemos afirmar que este es un sector que no pasa, ni mucho menos, por su mejor momento, con un claro retroceso de su actividad en todos los municipios de la comarca.