FEDESIBA

Oliva de Mérida

Historia

Según algunos cronistas dan como origen de Oliva de Mérida al asentamiento fundado el siglo II antes de nuestra era bajo el nombre de Obriga, por un mítico rey llamado Brigo. Otros estudiosos enlazan el lugar con una Cesaróbriga reedificada por Octavio Augusto sobre las ruinas del antes mencionado. Lo que si es cierto es que los árabes lo habitaron. La sierra del Espíritu Santo alberga lo que se supone fue una fortificación musulmana.

Existen sendas grutas, sin explorar, en la sierra denominada Los Escolares, que son la de la Charneca y la del Trago.

Las primeras noticias históricas acerca del núcleo datan del 1234, año de la ocupación por Fernando III de estas tierras.

En un principio siempre se llamó a la localidad La Oliba o La Oliva, luego pasó a llamarse Oliva de Extremadura para hacerla distinguir de otras Olivas, y ya en el siglo XVIII, época en que consiguió el título de Villa, se le puso su nombre actual, pero popularmente sigue siendo La Oliva. 

Oliva de Mérida

Monumentos

Obra destacada es la iglesia parroquial de la Purísima Concepción, construcción de piedra. La planta es de nave única dividida en dos tramos, con bóveda de cañón y lunetos. La torre se sitúa sobre ella en lugar de a los pies como resulta habitual en las iglesias de la región.

La irresponsabilidad de un alcalde del pasado hizo que las columnas que estaban en la parte posterior del templo, en el camino del cementerio, formaran parte del monumento erigido en honor a los "ganadores" de la guerra civil española.

En las inmediaciones de la iglesia hay un pilar de granito a modo de fuente conocido con el nombre de El Rollo. La pequeña, pero coqueta, ermita de Santa Bárbara es una construcción encalada de una sola nave y de un solo tramo, con portada de granito, de arco rebajado y con pilastras laterales en cuyo frontón se ubica una hornacina.

Construcción de finales del siglo XIV es la Casa de la Encomienda de la Orden de Santiago, durante largo tiempo en deplorable estado, y hoy en día en fase de restauración; del mismo modo en ruinas se encuentra lo que fueron las ermitas del Espíritu Santo-se cree fue primitiva parroquia- en el cerro del Moro y la de La Candelaria.

La Casa Palacio de los Condes de la Oliva, enclavada a las afueras de la localidad, aunque de moderna construcción, tiene una arquitectura de claro corte medieval.

Oliva de Mérida

Turismo

El turismo de La Oliva viene dado por la cercanía con dos embalses: el de Alange y el de San Juan, con lo que conlleva de fauna, flora, parajes y deportes náuticos a ver y realizar en la zona.

A visitar también es la Ermita de San Isidro en el 15 de mayo. En los últimos años se están realizando excavaciones en el "El Palomar" (siglos VII al V a.C.).

Las fiestas de la villa son:

2 de febrero: Las Candelas

Fiestas patronales

15 de mayo: San Isidro

Como en la inmensa mayoría de los pueblos de nuestra comarca, es un día de romería.

15,16,17,18 de agosto: Feria de agosto

La comida a degustar en Oliva está basada en los platos característicos de la comarca; así en verano el gazpacho alterna con el ajoblanco, las ensaladas y las sopas frías. El cordero y sus múltiples platos realizados teniéndolo como base son muy variados y ricos al paladar, como lo son los dulces típicos de la Semana Santa de Oliva: las roscas de Semana Santa.

ALOJAMIENTOS

Monográfico turismo

Datos de población