FEDESIBA

Puebla de la Reina

Historia

Aunque sus orígenes son de época romana, su fundación data del 995 por los árabes. Puebla de la Jara, como aparece en algunos documentos antiguos, fue destruida después por las huestes cristianas a cuyo mando estaba el rey Fernando, refundándose por mandato de la esposa de Fernando III, doña Beatriz y poniéndole en su honor el nombre con el que todos la conocemos.

Monumentos

Formalmente constituye un asentamiento típico de llano de marcado acento rural, con el caserío aglutinado en torno a la iglesia parroquial, que preside la hermosa plaza triangular que configura el centro neurálgico de la población.

Como la gran mayoría de los pueblos de la comarca, el monumento por excelencia de Puebla de la Reina es su iglesia. La iglesia parroquial de Santa Olalla es obra del siglo XV de estilo mudéjar. Su torre sobresale en esplendor y grandiosidad, construida en ladrillo y azulejos policromados. Su campanario, que presenta chapitel, está coronado por almenas. Del llerenense Luis Hernández es el, deteriorado por sus repintados posteriores, retablo mayor. De destacar también en su interior, es el retablo lateral de San Antonio, pequeño pero de gran valor.

Las casas de la población, de estilo eminentemente rural, alternan con las solariegas destacando de entre todas la llamada de los Lobato, de estilo barroco como la gran mayoría de las que pueblan el lugar.

También obra mudéjar es la sencilla ermita de los Mártires San Fabián y San Sebastián; esta se encuentra ubicada en los campos que rodean a la villa. 

Turismo

Es de reclamo turístico, en la zona, el entorno donde está ubicado la localidad de Puebla de la Reina, característico por su calidad paisajística y siendo preferida por senderistas y gente que disfruta del campo; así podemos encontrar lugares de indudable interés para desarrollar estas actividades.

En los alrededores de la población existen paisajes, que pueden ser visitados, bien para hacer senderismo o, pasar un día en el campo:

La Fuente de Lucas: A orillas del río Palomillas

Ermita de San Isidro: A tres kilómetros del pueblo

Merendero y zona de recreo " La Herrería ": Villa Vacacional.

Sus fiestas son las que siguen:

Semana Santa

No perderse la procesión de los Soldados de Cristo, ataviados a la usanza que requiere la época y la del Canto de la Verónica

Febrero: Los Quintos

15 de mayo: San Isidro

7,8,9,10 de septiembre: Fiestas en honor de la Virgen de los Remedios

En zonas de sierra y cercanos a ríos nunca pueden faltar en las mesas de los que las pueblan platos como las ancas de rana, la perdiz a la jara o el salmorejo de conejo, acompañados de un buen gazpacho blanco, el zorongollo o un buen cojondongo, comida de pastores en su tiempo y manjar hoy en día, para tomar como refrescante en verano o como acompañante en otras épocas del año. Sus ingredientes primitivos fueron: el ajo, el aceite, el vinagre y la sal acompañados de un poco de agua y algunos trozos de pan y unas aceitunas o unas uvas. Como casi todo, el cojondongo ha evolucionado, y se le ha añadido tomate, pimiento, y cebolla a gusto del que lo guise.

De postre podemos degustar los repápalos dulces y el rico arrope de calabaza.

ALOJAMIENTOS

Monográfico turismo

Datos de población

Datos de Interés

www.puebladelareina.es