FEDESIBA

Santa Marta de los Barros

Historia

Varios estudios sitúan diversos asentamientos romanos y más tarde árabes.

En la Dehesa "Las Tiendas" situada en sus proximidades fue descubierta en 1925 una villa romana, de la que se extrajo un mosaico de notable factura, hoy conservado en el Museo Arqueológico Provincial de Badajoz. Esta obra está datada en la primera mitad del siglo IV.

También existen datos de vestigios árabes existentes en el siglo XVII en el paraje denominado Argamasa.

El antecedente más cercano a la actual población de Santa Marta lo hallamos en una antigua aldea medieval, denominada "La Pontecilla", que según todos los indicios debió surgir a finales del siglo XIII o principios del siglo XIV. Por estas fechas tenemos constancia de su existencia a través de documentación escrita, gracias a la que hemos podido saber que el Rey Don Sancho IV había donado unas tierras, en El Cincho y en la Pontecilla, a Sancho Martínez.

Abundantes documentos posteriores nos dan una idea bastante clara del lugar en el que debió estar enclavada la aldea de La Pontecilla: entre Valhondo y las antiguas dehesas de La Lancha y de Martín Gil (topónimos que se conservan en la actualidad), probablemente en el paraje que, quizás por esa razón, llega a nosotros con el nombre de El Asiento, muy cerca de la actual Santa Marta de los Barros.

La mayor parte de las veces en que se menciona La Pontecilla en las fuentes de las que disponemos es para hacer referencia a compras y ventas de tierras en torno a la aldea por parte de los señores de la época. De entre todos ellos los más importantes fueron los señores de Feria, que hacen su aparición en la zona a finales del siglo XIV, pero será en el siglo XV cuando concreten el pleno dominio que caracterizará los siglos posteriores.

A fines del siglo XIII se produce la despoblación de la aldea, aunque pervive en el recuerdo durante algunos siglos más, para posteriormente desaparecer casi sin dejar rastro. Es muy probable que en este asentamiento esté el origen de la actual Santa Marta de los Barros. De hecho un informe de 1.783 dice que la villa de Santa Marta se fundó sobre un solar de la antigua Pontecilla y que debe su nombre a la patrona de la iglesia del pueblo, indicando que se desconocía la fecha de poblamiento, pero que debió ser hacia 1430. La primera mención de Santa Marta se recoge en la Carta-puebla (1.481) en la que Gomes Suárez II dicta una serie de disposiciones para favorecer la repoblación de la zona.

Santa Marta de los Barros

Aunque sigue siendo un enigma la fecha exacta de su fundación, el hecho de su mención escrita en 1481 permite pensar que ésta tendría lugar aproximadamente, medio siglo antes.

Santa Marta debió surgir espontáneamente, para aliviar a los campesinos encargados del descuaje y cultivo de esas tierras, de largos y penosos desplazamientos. Incluida en el término de Villalba, sabemos que Santa Marta dependía de las autoridades y justicia de esta población, al menos hasta mediados del Siglo XVI, y que a finales del mismo siglo contaba con un total de 317 vecinos, de los que 307 eran pecheros, 4 hidalgos y los seis restantes eran clérigos.

En el siglo XVI la población contaba con un hospital de pobres, posteriormente desaparecido. En la misma época aparece mencionada la Ermita de los Santos Mártires, única que las referencias históricas consignan en el enclave. En ella se veneraba desde la antigüedad una imagen de Ntra. Sra. de Gracia. En julio de 1646 la población resultó destruida por los portugueses, siendo reconstruida posteriormente mediante calles de trazado regular, amplias y rectas, y plazas despejadas. En el siglo XVIII aún se consigna en las corografías locales la memoria de un despoblado inmediato conocido como los Cotos.

Santa Marta de los Barros

De 1753 data el Interrogatorio impreso para el Catastro de Ensenada. El interés histórico de este documento es muy importante, por cuanto pone de manifiesto de un modo claro el sistema señorial por el que se regía Santa Marta. Además aparecen otros datos, como la superfice "....que el termino de esta villa hazen juicio comprehendera a catorce ó quinze mill fanegas..."

Conocemos, por las respuestas cuarta y décimoprimera que existía una comunidad de pastos, que sólo estaban plantadas cuatro viñas en todo el término, por lo que no había más producción de vino que el que consumían sus dueños, y los olivares eran escasos. Como para los restantes pueblos de la Comarca, se hace referencia a las tierras de secano para calificar la generalidad del término de Santa Marta, sin que aún se mencionen las minas que después diferenciarían este término. Su población era entonces de 274 vecinos. A mediados del siglo XIX, Pascual Madoz nos describe la villa de Santa Marta como un pueblo de unas 300 casas de un solo piso y de calles mal empedradas o "sin este adorno... con casa de Ayuntamiento ... cárcel ... pósito ... escuela de niños y de niñas ... iglesia parroquial dedicada a Santa Marta, cementerio ... y una ermita con la advocacion a los Santos Mártires". Entonces tenía 396 vecinos y unas 1.300 almas, como anota Madoz, quien recoge la Dehesa de Propios "nominada de Martín Gil", para terminar este historiador dando la noticia de que "a este pueblo se ha unido por la última ley el ayuntamiento de Corte de Peleas", que durante un breve período se mantuvo bajo su dependencia, hasta que poco más tarde este núcleo volvió a recuperar su autonomía.

Monumentos

Junto al arroyo del Prado en el lugar denominado Huerta del Gallego aproximadamente a unos dos kilómetros del núcleo poblacional, podemos observar las ruinas de un asentamiento romano en el que se pueden apreciar los muros de las habitaciones. Aquí se descubrió un curioso mosaico a modo de pavimento, que nos presenta a Orfeo rodeado de animales y que en la actualidad se encuentra en el Museo Arqueológico Provincial.

La iglesia parroquial de Santa Marta es obra del siglo XVI y edificada sobre una ermita. Su portada es de estilo gótico con gran rosetón. En el interior apreciamos la puerta mudéjar de la sacristía y el enorme retablo bajo una cubierta de crucería.

La pequeña y encalada ermita de Gracia, se ubica en un extremo del núcleo, tratándose de una realización eminentemente popular.

Ejemplo de arquitectura popular es la fuente de "El Pilar".

Conocido es el popular dicho sobre esta localidad "Santa Marta Santa Marta tiene tren, Santa Marta tiene tren, pero no tiene tranvía", estribillo de una canción hispanoamericana que hace referencia a una Santa Marta colombiana. A un mecenas local se le ocurrió la idea de ceder a nuestra Santa Marta un tranvía, réplica de los que circulaban antiguamente y desde ese momento se produce la paradoja de que Santa Marta tiene tranvía pero no tren.

Turismo

Santa Marta celebra fiestas en los días que siguen:

2 de febrero: Las Candelas

Carnavales

15 de mayo: San Isidro labrador

Finales de julio Ferias y fiestas patronales en honor a Santa Marta

8 de septiembre: Fiesta de la Virgen de Gracia

Santa Marta de los Barros

ALOJAMIENTOS

Monográfico turismo

Datos de población

Datos de Interés

www.santamartadelosbarros.com