FEDESIBA

Fedesiba aprueba proyectos de inversión por importe cercano a los 5 millones de euros

El equipo técnico de Fedesiba ha tramitado los 102 expedientes que se presentaron a la primera convocatoria de ayudas ENFOQUE LEADER, por importe de 13.500.000 .

27 julio 2010

La Junta Directiva de la entidad a ha procedido a la resolución de los mismos. Se han llevado a cabo sucesivas reuniones los días 31 de mayo, 16 de junio y 24 de junio de 2010, en las que tras el pertinente estudio y debate sobre los pormenores de los distintos expedientes se tomaron las decisiones en relación a la aprobación o denegación de los expedientes que han concurrido a esta 1ª Convocatoria.

A modo de resumen la inversión ha sido de 4.754.834,29 €, con una ayuda de 1.625.661,94 € y 3.129.172,35 € de inversión privada. El número de proyectos aprobados ha sido 56 y las empresas y entidades beneficias 56. El empleo generado ha sido de 96,75.

A tenor de estos datos globales llama poderosamente la atención, a parte de la tradicional capacidad de la entidad para generar importantes cantidades de inversión privada con una ayuda pública limitada, la incidencia sobre el empleo que van a tener los proyectos aprobados. En la coyuntura actual generar un movimiento económico de más de 4.750.000 €, lograr que se movilicen más de 3.000.000 € de inversión privada y principalmente crear casi 46 nuevos empleos directos en la comarca debe ser calificado como un éxito realmente trascendente.

Es igualmente destacable el número de empresas y entidades beneficiarias de ayudas que asciende a 56 tan solo en esta 1ª Convocatoria, sobre todo teniendo en cuenta que en todo el anterior Programa PRODER II, se beneficiaron unas 90.

Los datos, la respuesta dada por el entramado socioeconómico, vienen por tanto a dar la razón a FEDESIBA cuando reclamó un nuevo programa de desarrollo comarcal convenientemente dotado financieramente. La cuestión ahora es que incluso la ostensible mejora económica del Programa Enfoque LEADER con respecto al Programa PRODER II puede resultar insuficiente para satisfacer el importante número de demandas existentes.

Medidas y tipología de los proyectos

La medida 312. Ayudas a la Creación y Desarrollo de Microempresas, ha sido la que ha obtenido los resultados más destacables tanto desde el punto de vista de la inversión generada, la ayuda concedida y sobre todo la incidencia sobre el empleo, máxima prioridad de la entidad en la difícil coyuntura en la que nos encontramos inmersos. Entre la tipología de los proyectos es reseñable el sector industrial, con importantes inversiones en la industria de transformación y elaboración, la industria metálica y la industria de la madera, cubriendo mercados incipientes y ofertando nuevos productos al mercado. También se ha impulsado el sector servicios en el ámbito socio-sanitario (ley de dependencia y atención itinerante). La artesanía también ha tenido su protagonismo y por último el subsector comercio de vital importancia para la subsistencia de nuestros municipios y el reforzamiento de las estructuras comarcales de otros que ya lo poseen.

A pesar de ello, no podemos soslayar el relevante impacto que estos resultados van a tener sobre la infraestructura turística de la comarca, ya que si unimos las cifras de las medidas 313. Fomento de Actividades Turísticas y 311. Diversificación Hacia Actividades No Agrícolas, muy orientada al agroturismo, los resultados son del mismo modo muy importantes tanto en inversión generada como en nivel de empleo tanto generado como mantenido gracias a estas inversiones. Estas inversiones se traducen en la creación de más y mejor alojamiento turístico de calidad, en la mejora del ya existente, en la reorientación hacia nuevos escenarios como el enmarcado en el ámbito del ecoturismo o turismo del vino, por otro lado, se ha apoyado de forma decidida la creación de empresas de servicios turísticos tan importantes para la dinamización, consolidación y fidelización del potencial mercado a nuestra comarca.

El resto de medidas orientadas hacia el desarrollo de proyectos no productivos muestran unos datos más discretos, como corresponde con la Estrategia de Desarrollo de la entidad más dirigida a la dinamización y el fomento de la inversión privada que es en sí misma la mayor generadora de riqueza y empleo. En este sentido destacan importantes inversiones en el plano municipal relativas a dotación de puntos de información empresarial, espacios de formación y cualificación, y de servicios a la tercera edad. También destacan eventos relacionados con la dinamización social y económica de los municipios que integran la comarca, así como certámenes culturales y lúdico-deportivos que sirvan de acicate al desarrollo de la comarca.

En cuanto a los resultados de la 1ª Convocatoria de Ayudas Enfoque LEADER por los distintos municipios de la comarca, hay que decir que los más potentes desde el punto de vista económico han vuelto a liderar las estadísticas tanto desde el punto de vista de proyectos aprobados, como de inversión generada y ayuda concedida y de generación y mantenimiento de empleo. Todo ello a pesar de la importante labor de difusión y dinamización que se realiza por las poblaciones menores y de que en las propias condiciones de la Convocatoria cuentan con importantes ventajas con respecto a las poblaciones de mayor tamaño, siguiendo la línea trazada por la Estrategia de Desarrollo de FEDESIBA.

Sin embargo, en poblaciones de tamaño intermedio como Solana de los Barros, La Albuera, Alange o la propia Villalba de los Barros sí que se ha obtenido una óptima respuesta, invirtiendo en el caso de esta última y de Solana de los Barros la trayectoria del anterior Programa, un hecho que otorga la esperanza de que en el transcurso del periodo de programación actual se pueda invertir igualmente esta trayectoria en las poblaciones de menor tamaño.

Entidades beneficiarias

En cuanto a la tipología de las entidades beneficiarias destaca la absoluta preponderancia de los empresarios autónomos que ascienden nada menos que a 33 beneficiarios, con unas cifras de inversión generada y empleo ostensiblemente superiores al resto. Una consecuencia lógica si tenemos en cuenta que la medida 312, la mejor dotada económicamente y más abierta en cuanto al tipo de proyectos financiables, limita los posibles beneficiarios a microempresas, entidades que tengan menos de 10 empleados y un volumen anual de negocio inferior a 2 millones de €, normalmente regentadas por empresarios autónomos.

En otro orden de cosas, se puede observar de un modo más claro la orientación de la entidad hacia los proyectos productivos cuyas cifras de inversión y ayuda son claramente superiores.

Conclusión

En estos difíciles momentos el impulso a estos proyectos puede significar un importante empujón tanto a las variables de los diferentes sectores como a la estima e identidad de un territorio para con sus recursos y su población. Hay muchas vertientes por valorizar, y muchos escenarios por prospectar.

Ahora que se está planteando la continuidad de la PAC (Política agrícola común) en el horizonte 2.013-2.020, y que esta se dote de un pilar independiente donde se integren las políticas de desarrollo rural, toma más fuerza la necesidad de seguir diversificando la economía de las zonas rurales a través de los diferentes programas de desarrollo rural y la consolidación definitiva de los grupos de acción local como herramienta indispensable en el desarrollo sostenible y equilibrado de nuestra población y de nuestros pueblos.