FEDESIBA

REDR apoya el dictamen del Comité de las Regiones sobre el Desarrollo Sostenible de las zonas rurales: la asignación de un porcentaje mínimo del 5 % de la dotación financiera del Feader al programa Leader constituye un nivel insuficiente para fomentar la

La Red Española de Desarrollo Rural comparte el dictamen que el Comité de las Regiones Europeo ha publicado bajo el título “Desarrollo sostenible de las zonas rurales” en el Diario Oficial de la Unión Europea el pasado 5 de diciembre.

10 diciembre 2013

Está disponible en su totalidad desde este enlace. Es dicho dictamen, que siscriben desde REDR, el Comité quiso dejar claros algunos aspectos.

• El Comité de las Regiones subraya que, aunque las regiones donde predominan las zonas rurales están compensando su retraso, su nivel de desarrollo sigue siendo muy inferior a la media de la UE.

• Lamenta que, en relación con las perspectivas financieras 2007-2013, la asignación de fondos para el desarrollo rural se haya reducido significativamente.

Expresa su preocupación por la reducción prevista de los recursos destinados al desarrollo de las zonas rurales en las perspectivas financieras 2014-2020. Lamenta que, en relación con las perspectivas financieras 2007-2013, la asignación de fondos para el desarrollo rural se haya reducido significativamente de 95.700 millones a menos de 85.000 millones de euros. Este conjunto de fondos realmente disponibles para las comunidades rurales se puede reducir aún más como resultado de la propuesta de ceder a los Estados miembros la facultad de transferir hasta el 15 % de los fondos del segundo al primer pilar de la PAC (en algunas regiones de la UE incluso hasta el 25 %).

• Destaca que actualmente se está estudiando la ampliación de las posibilidades de uso del segundo pilar de la PAC. Lamenta que esto generaría un mayor debilitamiento de la asignación de recursos destinados a mejorar la infraestructura técnica y social en las zonas rurales.

• La asignación de un porcentaje mínimo del 5 % de la dotación financiera del Feader al programa Leader constituye un nivel insuficiente para fomentar la economía rural.

Acoge favorablemente que el Marco Estratégico Común y los acuerdos de asociación creen condiciones propicias para impulsar la coordinación y la integración y para apoyar el desarrollo sostenible de las zonas rurales. La asignación de un porcentaje mínimo del 5 % de la dotación financiera del Feader al programa Leader constituye un apoyo importante para el desarrollo local; no obstante, afirma que se trata de un nivel insuficiente para fomentar la economía rural.

• Apoya la inclusión de la iniciativa DLP (desarrollo local participativo) en los programas de los Fondos Estructurales en forma de una estrategia de desarrollo local aplicada por las partes interesadas locales. No obstante, considera que una estrategia multifondo debe ir acompañada de la necesaria coordinación de los Reglamentos que rigen los fondos correspondientes. La propuesta de la Comisión de recurrir a una instancia intermediaria para solucionar este problema resulta insuficiente, ya que hace recaer la responsabilidad no en varias, sino en una única autoridad de gestión, pero no simplifica la administración en sí. Falta coherencia entre los diferentes Reglamentos, y hay un riesgo claro de que se dediquen más tiempo y recursos a prevenir posibles advertencias que a contribuir verdaderamente al desarrollo.

• Lamenta que, para los programas operativos del FEDER y el FSE, la iniciativa Leader tenga únicamente carácter facultativo y solo pueda financiarse dentro del objetivo temático nº9 «promover la inclusión social y luchar contra la pobreza».

• Observa la conveniencia de una cooperación amplia y directa entre municipios rurales ubicados en un área funcional, sobre todo en la preparación de las estrategias de negociación con las ciudades ubicadas en la misma zona.

• Reconoce asimismo que las estrategias de desarrollo de estas áreas deberían establecer un marco plurianual de al menos unos doce años.

Señala que el mantenimiento de unos servicios públicos y privados de alta calidad a menudo requiere de una fuerte movilización política, cívica y financiera, respaldada por una nivelación más decidida de las disparidades, lo que conlleva la necesidad de una mayor solidaridad entre las zonas urbanas y rurales.

• Solicita la elaboración de un mapa sistemático y completo de las áreas de pobreza en las zonas rurales (por lo menos al nivel NUTS 3), para hacer un uso más eficiente de los recursos destinados a luchar contra el fenómeno de la exclusión social.

• Considera que la futura política europea de desarrollo rural debería:

- Ser compatible con la sostenibilidad de las zonas rurales,

- Reconocer que las zonas rurales ofrecen posibilidades de desarrollo y desempeñan un papel esencial para responder a los desafíos a que se enfrenta la Unión Europea,

- Reconocer que la diversidad de las zonas rurales europeas es un factor importante para responder a los retos futuros,

- Ser clara y transparente, para contar así con una aceptación más amplia,

- Aprovechar la diversidad regional en aras de un objetivo europeo común, velando por que ninguna región se quede atrás.