FEDESIBA

Cooperativa “Ajos Tierra de Barros”: una apuesta natural ante la crisis

La cooperativa “Ajos Tierra de Barros”, creada en Aceuchal en 2011, cuenta con 40 socios, 3 trabajadores fijos, 30 eventuales, y una producción de 1.100.000 kg de ajo. Para poder llegar hasta aquí, ha obtenido el apoyo de FEDESIBA, que ha cofinanciado la adquisición de 3.000 palots (contenedores) de plástico para almacenaje y la construcción de una cámara de conservación para ajos pelados.

25 marzo 2013

El importe de la ayuda ha sido de 99.631,62 €, lo que representa el 32% de la inversión realizada por la cooperativa. Esta ayuda se enmarca en el Enfoque LEADER, financiado por el Fondo Europeo Agrícola de Desarrollo Rural (FEADER), el Ministerio de Agricultura, Alimentación y Medio Ambiente, y el Gobierno de Extremadura, a través de la Consejería de Agricultura, Desarrollo Rural, Medio Ambiente y energía.

La puesta en marcha de la cooperativa en 2011 respondió a la necesidad de un grupo de agricultores de estar unidos para poder competir con más eficacia en el mercado. A ellos se unieron algunas personas que, ante el declive del sector de la construcción, regresan al cultivo del ajo como una alternativa para superar la crisis económica.

El apoyo de FEDESIBA a "Ajos Tierra de Barros" es un claro ejemplo del objetivo que tiene el grupo de acción local de favorecer la generación de puestos de trabajo, a partir de la puesta en valor de los propios recursos endógenos de la comarca. Y el ajo es uno de ellos. Con una gran tradición de producción en Aceuchal, es un producto en alza, del que hoy en día se resaltan sus propiedades como controlador del colesterol, cuando se consume en fresco.

Conseguir mejorar la calidad del ajo, mediante una producción totalmente natural, es el empeño de "Ajos Tierra de Barros". Según explican sus responsables, frente a distintas presentaciones que hay en el mercado, como el ajo sin olor (conseguido a través de radiaciones), o el ajo en conserva, liofilizado,...; nosotros queremos conseguir el mejor producto de una forma totalmente natural. A esta mejora de calidad contribuye la adquisición de los 3.000 palots (contenedores), porque hacen más fácil el almacenamiento en las cámaras de conservación, sin que el ajo pierda calidad. Además esto favorece su venta a un mejor precio, repercutiendo un valor añadido en el productor.

AJOS PELADOS Y CRECER EN EUROPA

Actualmente la producción de la cooperativa es de 1.100.000 kg de la variedad Spring Morado.
"Ajos Tierra de Barros" cuenta con 6 cámaras frigoríficas (total 950 m2), una nave de envasado tradicional, una nave de dientes pelados, una nave de desgrane y un secadero natural de 3.200 m2.
Sus ventas se dirigen básicamente al mercado español y portugués, en cajas de 10 kg, sacos de 6 kg y mallas de 0,5 kg.

Una de sus grandes novedades, desde principios de este año 2013, es la incorporación del ajo pelado, que comercializan preferentemente en bolsas de 1 kilo, 500 y 250 gramos. Esto ha sido posible, entre otras cosas, gracias a la cámara de conservación que se ha construido gracias a la cofinanciación de FEDESIBA.

Mientras el ajo en cabeza, sin pelar, se dirige fundamentalmente hacia las grandes cadenas de distribución comercial, a través de las que llega al consumidor particular; el ajo pelado se orienta hacia los sectores de la hostelería, las industrias cárnicas y la fabricación de salsas.

Entre los retos de futuro de "Ajos Tierra de Barros", sus responsables indican el acceso a mercados como los de Europa Central, mucho más exigentes con la calidad, pero con mayor valor añadido para los productores. Para ello está previsto incorporar maquinaria que permita el envasado en formatos más pequeños, así como aumentar las hectáreas de producción, para tener mayor volumen y poder dar respuesta a esta nueva demanda.

También están iniciando los estudios para la producción de pasta de ajo, a partir de aquellos frutos que estéticamente no se pueden comercializar por tener pequeñas taras o golpes. La dificultad para lograrlo estriba en la voluntad de hacerlo con un producto totalmente natural, sin aditivos, ni conservantes, como tienen las presentaciones que actualmente están disponibles en el mercado.

"Ajos Tierra de Barros" es el ejemplo de una cooperativa joven, que apuesta por la calidad de sus productos y que demuestra como el aprovechamiento, la modernización y la mejora de las producciones agrícolas tradicionales, puede ser una alternativa totalmente válida y viable para el mantenimiento de la actividad económica de la comarca de Sierra Grande-Tierra de Barros.