FEDESIBA

FEDESIBA apoya la creación de una fábrica de elaboración de aceitunas en La Albuera

El proyecto, promovido por Mª Josefa García Quintero, cuenta con una inversión de 31.787,24 € y una subvención de 11.125,53 € del programa ENFOQUE LEADER.

30 mayo 2014

En líneas generales, el proyecto ha consistido en la creación de una fábrica para la elaboración artesanal de aceitunas machadas y ralladas que cuenta además con una pequeña tienda de venta directa del producto elaborado.

Las inversiones han contemplado la obra civil y las instalaciones de adecuación de un local así como el equipamiento y mobiliario necesarios para la actividad a desarrollar.

El origen del proyecto se centra en dos factores, según comenta María Josefa García. Por un lado emana de la tradición familiar de elaborar las aceitunas para el consumo propio y de los más allegados y por otro de la detección de la escasa rentabilidad obtenida a través de la actividad agrícola tradicional y más concretamente en el caso del olivar.

De la unión de ambos factores nace este proyecto que pretende obtener un mayor valor añadido de la producción de sus propios olivares a través de la manufactura y comercialización de un recurso plenamente endógeno como es la aceituna.

Se trata de una iniciativa plenamente recogida en la Estrategia de Desarrollo que FEDESIBA ha diseñado para la comarca Sierra Grande – Tierra de Barros, ya que es un proyecto familiar, de pequeña escala e inversión reducida pero que de momento ha conseguido la generación de un empleo autónomo colaborador (marido) y ha propiciado el mantenimiento del puesto de trabajo autónomo de la promotora.

Además, se centra en la agroindustria, sector estratégico de la economía no solo comarcal sino también regional, como fórmula de generación de riqueza y empleo.

Posee, igualmente, un importante carácter demostrativo y de transferibilidad de cara a otras muchas iniciativas que puedan implantarse en el territorio centrado en la búsqueda de un mayor valor añadido a las producciones agrarias a través de la manufactura y comercialización de productos agroalimentarios.

En un momento en que se está decidiendo el destino de los fondos europeos para la ejecución del Programa de Desarrollo Rural (P.D.R.) en Extremadura para el horizonte 2014-2020, proyectos de este tipo vienen a demostrar la efectividad en la gestión de los recursos públicos y su directa repercusión a la hora de fijar población en el medio rural, diversificar la economía, crear sinergias, empleo y crecer.

En relación con esto, es importante acreditar que en los proyectos financiados por los Grupos, por cada € de inversión pública es obligatorio generar como mínimo otro € de inversión privada, aunque lo normal, como en el proyecto que nos ocupa es que se generen como mínimo 2 € de inversión privada por cada € de inversión pública y que cada beneficiario de una ayuda está obligado por contrato a, como mínimo, mantener el empleo comprometido un mínimo de 5 años.