FEDESIBA

8 de Marzo de 2018. Día Internacional de la Mujer Trabajadora SI NOSOTRAS PARAMOS, SE PARA EL MUNDO

08 marzo 2018

El 8 de marzo las mujeres salimos a las calles en todo el planeta para demandar nuevos derechos, defender los ya conquistados y luchar contra las vulneraciones al principio de igualdad. Así conmemoramos nuestro empeño, el empeño de nuestra sociedad, por una participación igualitaria, e invitamos a la reflexión sobre las discriminaciones históricas sufridas que han condicionado y condicionan la vida de las mujeres. Esto nos ayuda a visibilizar la inestimable aportación de las mujeres a lo largo de la Historia en todas las esferas vitales, silenciada a lo largo del tiempo.
La participación de las mujeres en igualdad de condiciones y con las mismas oportunidades que los hombres es un requisito fundamental, no sólo para garantizar una convivencia en democracia, sino también para avanzar en el desarrollo económico y social que requiere la sociedad. No puede haber una sociedad verdaderamente democrática si no somos capaces de eliminar los comportamientos y actitudes machistas que atentan contra más de la mitad de la población. El machismo, fruto del patriarcado más rancio y más perjudicial para las mujeres se extiende en todos los ámbitos, desde el familiar, social y laboral hasta la más cruel de las manifestaciones como es la violencia de género que se ejerce hacia las mujeres.
El día 8 de Marzo, nos recuerda que afianzar los derechos y libertades de las mujeres es una seña de identidad de una sociedad democrática, para ello es necesario un verdadero cambio social que suponga una profunda transformación estructural en el que las mujeres sean protagonistas y copartícipes de todo.
Es necesario que las Administraciones y la sociedad en su conjunto garanticen la igualdad entre mujeres y hombres, así como el acceso e integración de la mujer en todos los ámbitos de la vida pública y la toma de decisiones, se hace necesario seguir construyendo un sistema educativo que garantice la formación en igualdad desde los primeros ciclos educativos, es decir, mujeres y hombres educados en procesos de socialización igualitarios, plurales, bajo procesos de construcción de identidades de mujeres y hombres no violentas e igualitarias.
No podrá haber progreso social si no se reconoce el talento y la capacidad de las mujeres en los diferentes ámbitos de la sociedad, así como su contribución al desarrollo económico y social de nuestro país.
Esta fecha es ante todo una jornada de lucha, de sensibilización y concienciación ante el conjunto de la sociedad del camino que aún tenemos que recorrer para conseguir la igualdad real y efectiva entre hombres y mujeres. Un día que debemos extender a todos los demás días.

Hacemos un llamamiento a toda la sociedad para que se movilice con las acciones que se lleven a cabo en cada municipio y apoye la propuesta de paro laboral de dos horas en la jornada del día 8 de marzo, como una medida de concienciación y reivindicación ante la situación generalizada de desigualdad que afectan a la condición de ser mujeres en nuestro país