FEDESIBA

El Parlamento Europeo aprueba que la despoblación sea un criterio para repartir los fondos de cohesión.

14 febrero 2019

El Parlamento Europeo ha aprobado que la despoblación se convierta en un
criterio a la hora de repartir los fondos de cohesión del periodo 2021-2027.
Este acuerdo se produjo después de varias enmiendas lideradas por los
eurodiputados españoles José Luis Valcárcel (Partido Popular) e Iratxe
García (PSOE).

En el texto aprobado se ha introducido que los retos demográficos y las
necesidades específicas de las áreas y regiones más afectadas por el cambio
demográfico se conviertan en una prioridad. "La cohesión ha sido, es y será
una de las políticas fundamentales para la UE, ya que es una herramienta
fundamental para conseguir la igualdad de oportunidades de los europeos con
independencia del territorio en el que vivan", defendió la eurodiputada
socialista.

Iratxe García valoró de forma "muy positiva" el resultado de la votación.
"El hecho de haber logrado que todos los fondos estructurales deban de tener
en cuenta medidas para favorecer la lucha contra la despoblación es el
elemento que nosotros consideramos más importante", aseguró en declaraciones
a Ical.

Durante el debate de esta mañana en la Eurocámara, la representante
socialista también recordó la problemática de Castilla y León, "una de las
regiones que más población pierde en toda Europa y una de las mas
envejecidas. Necesitamos una política de cohesión que sea capaz de fijar
población, de dar oportunidades a las mujeres jóvenes, de no resignarnos a
crear desiertos de población en Europa", advirtió.

Además, las regiones menos desarrolladas seguirán beneficiándose de un
apoyo de la UE con tasas de cofinanciación del 85 por ciento -en lugar de un
70 por ciento como propone Bruselas-, y una cuota superior al 60 por ciento
para los Fondos de Desarrollo Regional. " Se trata de un logro pionero, pues
el reto demográfico nunca antes había estado reconocido en la legislación
europea que regula el uso de los fondos", se felicitó Ramón Luis Valcárcel.
Por ello, el popular definió la votación como "la más importante de la
legislatura en lo que se refiere a fondos regionales y de cohesión".

El nuevo reglamento aprobado por la Eurocámara que regirán el gasto de las
regiones, de los fondos de cohesión y social en el periodo 2021-2027 busca
mantener el nivel de inversión y aumentar el apoyo a las zonas menos
desarrolladas. Además se tendrán en cuenta muchos más criterios en el
reparto al margen del PIB, que aunque sigue siendo el principal criterio, se
ha introducido los problemas de la despoblación, así como la tasa de
desempleo juvenil o el cambio climático. La inversión de los fondos deberán
centrarse de forma prioritaria a la innovación, a las pymes o a la
transición energética.

Por otra parte, en la votación de hoy sí se rechazó que los fondos de
cohesión puedan retirarse a aquellos países que no cumplen con las normas
económicas, por ejemplo, cuando tengan un déficit superior al 3 por ciento.
Algo que actualmente en las normas sí se contempla y fue la razón por la que
España en 2016 casi es multada por incumplir reiteradamente sus objetivos de
déficit, aunque Bruselas finalmente rechazó la sanción.

Asimismo, los eurodiputados insistieron en que se mantenga la inversión a
las regiones en el nivel actual, con 378,1 millones de euros (si se tienen
en cuenta los precios de 2018) es decir, un 14 por ciento de lo que propone
la Comisión Europea. Tras la votación de hoy, ahora el Parlamento Europeo y
los Estados miembros deberán negociar para cerrar un acuerdo final.