FEDESIBA

Entre los años 2007 y 2014, han aumentado todos los grupos de edad, aunque en mayor medida los mayores de 65 años, por lo que podemos avanzar que la tendencia de la población de la comarca es al envejecimiento.

La comarca Sierra Grande-Tierra de Barros cuenta con 14.248 menores de 16 años, lo que representa un peso relativo de 16,6%, algo superior a la media regional (15,15%) y nacional (15,98%).

La población mayor de 65 años supone el 17,59% con 15.096 personas, porcentaje algo menor que a nivel regional (19,61%) y nacional (18,05%). Ambos grupos, menores de 16 años y mayores de 65, configuran lo que se conoce como población dependiente (menores que no están en edad laboral, o jubilados que ya la han superado y no trabajan).

Por último, el grupo de 16 a 65 años es de 56.470 personas y se sitúa en el 65,81% en la comarca, con porcentajes muy similares en el ámbito regional (65,20%) y nacional (65,97%). Este grupo se corresponde con el de la población en edad laboral o adulta, del que depende económicamente el anterior grupo de menores de 16 y mayores de 65 años. 

De este modo, la Tasa de Dependencia se sitúa en la comarca en el 51,96% frente al 51,58% de nacional y el 53,28% regional.

Pirámide de población Sierra Grande-Tierra de Barros 2014

La pirámide de población de Sierra Grande-Tierra de Barros de 2014 es una imagen fija de su realidad demográfica actual.

Se trata de una pirámide invertida, regresiva, en forma hucha, propia de una población envejecida y con una baja tasa de natalidad.

Algunas características a destacar de la situación actual y de la tendencia de esta pirámide son:

§  Estrechamiento de su base debido a la progresiva disminución de la natalidad desde hace 40 años.

§  Elevada proporción de mayores de 65 años debido a unas mayores tasas de natalidad en los años previos a la caída de esta (años 60-70) e incremento de la esperanza de vida.

§  Mayor proporción de mujeres en los grupos de mayor edad dada su mayor esperanza de vida.

§  Tendencia: Aunque la situación poblacional general de la Comarca se caracteriza por el aumento de la población, los verdaderos retos demográficos se presentan en su estructura demográfica: una baja natalidad, la pérdida de población joven y el aumento del envejecimiento. Por tanto, no podemos hablar aún de regresión demográfica, aunque la tendencia es hacia la misma.